Vivian Maier

Vivian Maier nació en 1926 en Nueva York, pasó su infancia en Francia y, de regreso en los Estdos Unidos, trabajó cuarenta años como niñera en Chicago. Apasionada por la fotografía, se dedicó durante años a efectuar tomas callejeras en tal cantidad que sus ingresos no le permitían ni siquiera revelar todos los rollos. Nunca mostró sus imágenes a nadie. Murió en 2009, en una residencia de ancianos.
En 2007, John Maloof, buscando información para un libro sobre Chicago, compró en una subasta, por 380 dólares, un archivo de fotografías sacado de un guardamuebles por falta de pago. Descartado como material para su libro, reveló y copió parte de ese material y comenzó a venderlo por internet. Por consejo del crítico Allan Sekula, quien comprendió el valor de esa obra, cesó la venta y comenzó a investigar acerca del autor. A través de los sobres de Central Camera, el laboratorio que revelaba los negativos de Vivian, descubrió el nombre de quien había tomado las más de cien mil fotografías (treinta mil, en los rollos todavía sin revelar) que había adquirido en la subasta. Tratando de localizarla, se enteró de su muerte unos días antes. En 2013, el propio Maloof codirigió, junto a Charlie Siskel, el documental Finding Vivian Maier, en el que relata su fascinante pesquisa en torno a la identidad de quien hoy está considerada una de las grandes fotógrafas estadounidenses del siglo XX.